Ocho formas de Amarse en san Valentín o cualquier día
12 febrero, 2019
Test de prosperidad
26 febrero, 2019

¿Te gustaría acabar de una vez por todas con los atracones de dulce o carbohidratos?

Quizá te reconozcas en la siguiente situación. Te pones un vestido o una prenda de la temporada pasada y vas a mirarte al espejo. En el momento en el que te ves. ¡Decides ponerte a dieta! Perder esos kilos de más, para poder recuperar, lo bien que te sentaba ese vestido, o esa prenda. Y así ganar autoestima y verte mejor.

Entonces la mañana siguiente haces un poco de yoga o ejercicio, y comienzas el día con una manzana o un batido verde.

A media mañana una fruta con frutos secos, y una tortita de arroz.

A la comida, una ensalada y un filete de pollo o pescado, emperador por ejemplo. O sólo la ensalada.

Hasta aquí muy bien te sientes poderosa y feliz. Entonces llegan las cuatro de la tarde, sales del trabajo y llegas a casa.

En ese momento, comienza a crecer un agujero negro en tu estómago, te sientes sin energía, cansada y algo triste. Además un pequeño monstruo se activa y te dice: Come galletas, o pan, ¡o un bollo!!…lo repite una y otra vez….

Hasta que caes y cedes. Vas al mueble de la cocina y agarras la bolsa de los hidratos de carbono elegidos. Te sientas en tu sillón y comienza una espiral borrosa…cuando sales de ella, tienes el estómago lleno, ganas de vomitar incluso y… ¡te has comido la bolsa entera!

Entonces el  monstruo comienza a decirte que no tienes fuerza de voluntad, que eres un desastre, que no tienes solución y que tienes un problema con la comida…y te sientes fatal contigo misma. O contigo mismo.

Pues voy a decirte algo, para nada eres un desastre, y esto que te ha ocurrido es perfectamente normal. Y es que hay muchas formas de perder el equilibrio de azúcares en la dieta. Y cuando este equilibrio se pierde, el resultado es un atracón de dulces inevitable y traumático.  Atracón que además destruye nuestra confianza en nosotros mismos y nuestra autoestima, ya que produce una gran sensación de culpa.

Hoy quiero contarte cómo puedes lograr que esto deje de pasarte, porque sé lo que se siente, ya que también a mi me ha pasado, por eso hoy voy a darte al menos cuatro cosas que nos desequilibran el azúcar, y provocan este efecto en nuestra vida. Algunas son respecto a la dieta pero otras simplemente son emocionales o mentales. Aquí las tienes:

1.- Cometer el error de no tomar hidratos de carbono en el desayuno ni en la comida, para perder peso. El cuerpo resiste, y va gastando las reservas de glucógeno del hígado, pero al caer la tarde, se activa la energía tierra y el cuerpo pide relajarse, para ello pide glucosa, al haber tirado de las reservas, al no incluirlos en nuestras comidas, esto provoca una necesidad urgente y inevitable de consumir hidratos de carbono o dulces. Para reponer estas reservas. Hay realmente un desequilibrio en la dieta bajo este síntoma. Es mucho mejor comerlos de forma comedida en cada comida, empezando por el desayuno. Consumir unos pocos en la comida, a media mañana y en el desayuno, equilibra los niveles, y por la tarde esto no sucede. Es mucho mejor a efectos de pérdida de peso reducirlos por la noche.

2.- Consumir solo azucares de asimilación rápida, como frutas, zumos, refrescos…Es mucho más saludable tomar, arroz integral, mijo, avena cocida, legumbres…Lo que engorda no son los hidratos, sino la calidad de hidratos que elegimos y la hora a la que los tomamos.

3.- Exigirte demasiado, ser critico con uno mismo, hace la vida muy dura, esto aumenta la necesidad de dulce. Para lograr relajarnos y sentirnos bien.

4.- Consumir carne, embutido, sal, atún, sardinas en lata, emperador, o tortitas de arroz o snaks salados. Este tipo de alimentos contraen los órganos y el páncreas y aumentan la necesidad del cuerpo de consumir azúcar, dulces e hidratos. Si los reduces o eliminas también notarás un descenso en la necesidad de dulces.

Evita hacer estas cuatro cosas unos días y verás que estás más equilibrado, incluye estos hidratos de carbono saludables y integrales, que no engordan cada día; en el desayuno y la comida, y verás que tardes tan maravillosas tienes.

En mis próximos post, newsletter y videos seguiré dándote más ideas para dejar de tener atracones por dulces.

Y si te interesa de verdad el tema te animo a echar  un vistazo al siguiente curso, que trata sobre este tema. Button

 

 

1 Comment

  1. Ivory dice:

    Hola Diana quiero felicitarte y decirte que estoy aprendiendo tantísimo de ti, de tus conocimientos y toda tu experiencia de vida, te ves llena de vida, luz, sana y muy guapa, me encanta todo lo que haces y espero pronto poder tener una platica con tigo y Gracias por todas tus enseñanzas. 💓 Saludos y más amor para tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *