Receta depurativa y femenina: Remolacha para hadas y elfos
5 marzo, 2019
Test de las diosas arquetípicas
19 marzo, 2019

El Péndulo de Foucault y la Capitana Marvel.

¿Qué es un péndulo de Foucault? ¿Y qué tiene que ver con la capitana Marvel?

Es un péndulo esférico que puede oscilar libremente en cualquier plano vertical y capaz de oscilar durante mucho tiempo (horas). Se utiliza para demostrar la rotación de la Tierra. Se llama así en honor de su inventor, Léon Foucault. ¿Por qué me recuerda la autoestima a este péndulo?

Me resultó muy curioso este experimento en mi carrera de Ciencias físicas, ya que se puede demostrar la rotación de la tierra con este péndulo. Si ponemos un péndulo lo suficientemente alto, este será capaz de tirar abajo, una serie de varillas colocadas en forma esférica a su alrededor, demostrando con ello la rotación de la tierra con respecto al eje de su órbita.

En estos días veo como el mundo gira en torno a una oscilación que se mueve entre dos polaridades, el desempoderamiento y el victimismo, y el egoísmo narcisista y tirano.

Y es que, en lugar de tener una autoestima sana y real, muchas veces estamos tan doloridos, desempoderados. Tan desconocedores de quien somos, que no nos queda otra que entrar en este camino dual, doloroso y triste, en el que peleamos unos contra otros por el poder. Por ver quien gana la batalla, en lugar de relacionarnos desde el héroe que cada uno es.

¿Y quién es un héroe? Un héroe es alguien que reconoce su propio poder y se responsabiliza por darle un sentido a su existencia, un sentido que trasciende el simple ego narcisista. Alguien que enfrenta los miedos y abraza su sombra y aún a pesar de todo logra Ser y brillar, desde dentro.

El otro día estuve viendo la película: “Capitana Marvel.” La escena que más me gustó fue una en la que se da cuenta, de que toda la vida la han engañado, haciéndola creer que “solo es una humana” desprovista de dones y poder.

Y que el don que tenía se lo habían dado ellos, los malos. En ese momento, cuando se quita esa idea, y recuerda toda su vida, y todo lo que ha luchado, se arranca del cuello una pieza que le habían puesto, y entonces descubre que esa “pieza impuesta”, en lugar de darle poderes, lo que hacía era limitarla. En ese momento su potencial se vuelve infinito.

Mas allá de cualquier condicionamiento, me gustó la película, ya que para mí, está haciendo una metáfora, de lo que ocurre, cuando dejamos de poner el poder, de quien somos, y de lo que somos capaces de lograr, en los demás. Lo que ocurre cuando decidimos nosotros de qué vamos a ser capaces, y qué es lo que queremos lograr.

Ese momento en el que dejamos de preguntar, qué va a pasar y decidimos Ser, y vivir desde ahí, es cuando podemos lograr una vida plena, llena de sentido.

Y es tal cual lo pintan en la película, tan solo tenemos que recordar, todas esas veces en las que lo hemos logrado, en las que hemos luchado por el bien, y todas esas veces en las que, tras caernos, nos hemos levantado.

Cuando tomamos esa decisión, de coger nuestro propio poder y caminar siendo nosotros mismos, todo cambia, y nos convertimos en héroes cotidianos.

En este siglo, más que nunca, el mundo nos pide que seamos fuertes, poderosos y conscientes. De ahí, que nos gusten tanto las películas de héroes que salvan al mundo. El mundo nos necesita.

Podemos dejar de oscilar entre: sentirnos el ombligo del mundo, siendo un tirano narcisista y egoísta, o otras veces la víctima desempoderada que lucha contra un sistema hostil y esclavista. Podemos realmente decidir investigar e inventar nuestros propios límites y diseñar nuestras propias vidas, unas vidas, en las que realmente tengamos lo mejor y demos lo mejor al mundo.

Vidas con significado y sentido…vidas en las que nos convertimos en Héroes cotidianos y muchas veces anónimos, pero héroes al fin y al cabo. Como en esas películas que tanto venden y tanto gustan.

Hoy quiero ayudarte a recuperar parte de ese héroe que eres, por ello te dejo aquí un sencillo ejercicio para recuperar tu autoestima y recordar quién eres. (Por cierto, te recomiendo la película, si sabes leer entre líneas.)

Ejercicio para subir la autoestima:

1.-Escribe diez cosas que hayas logrado en tu vida, diez hechos por los que estés orgulloso.

2.-Escribe diez cualidades personales en las que destaques.

3.-Elige diez personajes de tu mismo sexo que admires mucho, reales o ficticios…si es “wonderwoman”, ¡¡me sirve!!  ja ja.

4.-Ahora escribe tres rasgos que admires de ellas o ellos.

5.-Ahora busca detenidamente, en que momentos y cosas eres igual que ellos, en esas cualidades que admiras. Y si no lo encuentras, es que tienes la autoestima muy mal, entonces pregunta a las personas que te quieren, en que te podrías parecer a esos personajes que admiras.

5.-Luego mira, cómo en realidad todo lo que admirabas fuera, en mayor o menor medida, estaba en ti.

Ahora sólo tienes que potenciar esos rasgos, aumentarlos y desarrollarlos, y te convertirás en tu propia versión de las personas que admirabas. En tu propio héroe.

Este ejercicio es potente si lo realizas con consciencia cada vez que admires algo o alguien, en lugar de compararte, sentirte pequeño y sentir envidia. En mi próximo curso sobre autoestima y poder, haremos más ejercicios como este.

Por hoy nada más nos vemos muy pronto.

No te olvides amar, y amarte.

Diana.

 

3 Comments

  1. Aurora dice:

    Me ha gustado mucho este artículo y como conectas las cosas. Much as gracias.

  2. Julia dice:

    Gracias bella! Haz contribuido en un 100 % en los cambios de mi vida. Tomé todo lo que pude de vos y estoy fascinada con el poder que tengo. Te admiro profundamente

  3. Sonia Acosta dice:

    Gracias,muy positivo ,me funciona,🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *